diseño web
phone
03 / 03 / 2021

Anatomía de un post para SEO en 2021

Anatomía post blog SEO

Este post pretende ser una guía lo más concisa y sencilla posible sobre todos aquellos componentes que debería tener un post de blog en 2021, desde dos perspectivas: seducir al usuario y a la vez a Google. Por ello verás que en cada apartado facilitaremos una serie de consejos sobre aspectos que se van a mostrar en la página, y un segundo apartado sobre cómo se debería trasladar esto al código html de la página web, y cosas que Google tiene muy en cuenta a nivel de posicionamiento SEO.

Título

Usuario: El título de un post debe ser claro, atractivo y útil para los internautas. Es muy recomendable no ponerse a escribir a loco, sin más, porque lo tenemos que hacer por la planificación de contenidos, o porque nos ha venido la inspiración. Des de una perspectiva SEO, debemos hacer una keyword research, para ver las intenciones y convenciones de búsqueda de los usuarios sobre nuestra temática. Una vez tenemos un listado de palabras clave, la palabra clave principal deberá formar parte del título del post, y estar cuanto más al principio mejor.

Google/html: A nivel de html cada página debe tener un valor h1, y sólo puede tener uno. De cara a Google, en el h1 le presentamos lo más importante de esa página, es decir, de qué va. Por eso normalmente el título del post corresponde al h1 de esa página. Además, a Google vamos a enviarle un Meta title. Este atributo va a ser el titular que Google muestre en los resultados de búsqueda, y es fundamental para SEO. Puede ser el mismo título, o bien alguna variación con algún complemento o contextualización. A nivel de código como sabes vamos a generar también una dirección URL. Ahí lo ideal, si tu CMS te permite editarla a gusto, es que esta sea corta, incluya la palabra clave principal, que se eviten caracteres extraños y se separen-las-palabras-con-guiones.


Descripción breve

Un buen post, como un buen artículo periodístico, debería tener una buena introduccíón. Una o dos frases para situar al lector sobre el tema que se va a tratar el artículo, y animarle a leerlo.


Usuario: en función del diseño o CMS, es posible que la descripción breve se muestre en un listado de blog, o directamente en el post. Si se muestra en un listado, la descripción breve cumple un papel fundamental para decidir al usuario a hacer clic en ese contenido. Si se muestra en el post, debería incentivar al lector a proseguir leyendo hasta el final.

Google/html: a nivel de código vamos a enviar una meta description, que es la descripción breve para Google. Al rastreador le va a ayudar a contextualizar, y muy importante: la meta descripción se va a mostrar normalmente también en los resultados de Google, por lo que su función principal es llamar la atención y seducir al usuario al máximo para fomentar y aumentar el CTR respecto a la competencia, y eso tiene premio en posicionamiento a largo plazo. Piensa que al final un resultado de Google (una SERP), es un tablero donde normalmente vamos a ver un mínimo de 10 resultados sobre un mismo tema, y debemos destacar entre los otros 9 (0 20 si tenemos anuncios de texto, resultados locales, Google Shopping, imágenes, resultados de vídeo, preguntas u otros fragmentos enriquecidos).

Cuerpo

Al final es determinante que tengas un buen tema a desarrollar, que este interese a tu audiencia, y que las ideas que vayas a defender o presentar sean inteliogibles, estén bien redactadas y ordenadas. La longitud del texto debe ser aquella que el tema requiera. Lo que te salga. Cuanto más mejor, en principio sí, pues vamos a tener más opciones de posicionar por más palabras clave y retener más al usuario. Pero eso sólo funciona si tiene sentido esa línea de más. Ni una línea de paja más por motivos de SEO. Es una pérdida de tiempo y empobrece un poco más este mundo. Basta.


Usuario: el usuario te va a agraceder que el texto esté ordenado, y tenga una línea argumental. Si puede ser una idea por párrafo, y las cosas ordenadas y claras. Si el post es largo, ayuda al usuario a entender qué encontará en él (resumen, índice), estructúralo en apartados, destaca téxtos, etcétera.

Google/html: a nivel de código es muy importante que las cosas que quiere el usuario por sentido común, se etiqueten siempre según los estándares de Google, W3C y Schema. Vamos a poner unos ejemplos, pero el listado sería muy largo. Los más destacados:

  1. Organiza el contenido en titular, apartados y subapartados. En html sería h1, h2 y así hasta 6. De ese estudio de palabras clave que has hecho al principio, las más interesantes deberían conformar los h2 y el contenido de esos bloques.
  2. Utiliza listados en formato numérico o en puntos. En html, listas ul o li
  3. Facilita la lectura y contextualuzación con negritas, cursivas y subrallados, entre otros estilos.
  4. Incluye enlaces. Aquí hay teorías para todos los gustos. Nuestro consejo siempre es no abusar de ellos (2-3 por post bastan, a menos que el contenido del post ya exija muchas referencias), para no diluir en exceso su fuerza SEO. Ten muy en cuenta cómo vas a marcar ese enlace (follow, no follow, ugc o sponsored), pues tiene impacto en el SEO, aunque cada vez menos. Ahora Google ha confirmado que también tiene en cuenta los enlaces no follow, que los considera señales. Considéralo tú también una señal, antes de incluir un enlaces desde tu web o la de tu cliente, hacia otra página web. Normalmente en un post de blog no nos interesa tanto poner enlaces externos, si no más bien enlaces internos, para reforzar el SEO de aquel servicio o producto que ofrecemos y que mejor relación tiene con la temática del post.
  5. Echa un vistazo a las directrices de Schema, y asegúrate que tu contenido está etiquetado correctamente para ello. Por ejemplo si tu contenido es una receta o contiene preguntas y respuestas, debes usar el etiquetado correspondiente.

Recursos

Usuario: en un entorno cada vez más audiovisual, al usuario no le podemos presentar un megatocho de texto sin algo ligero para hacerlo más ameno. Nuestro lector agradecerá que acompañes el texto con recursos en formato de imagen, vídeo, GIFs, etcétera.


Google/html: si introduces contenido audiovisual, es muy importante etiquetarlo correctamente. Piensa que Google (todavía) no sabe qué hay en una imagen, así que es muy importante que se lo indiques con los atributos “alt” y “title” de la imagen, o incluso el nombre del archivo que subimos desde nuestro ordenador. La inserción de recursos suele tener una tensión con la WPO y velocidad de carga de la págima, algo fundamental para SEO. Así, es muy importante reducir y comprimir las imágenes para que pesen lo menos posible (idealmemente siempre por debajo de 100 kb). Los vídeos todavía acostumbran a pesar mucho más que las imágenes, así que por lo general aconsejamos siempre subirlos a una plataforma de vídeos como Youtube o Vimeo, y en el post incluir el código embedido del vídeo que esas plataformas nos ofrecen.
Sobre el autor/a

Bruno Díaz

Tengo el honor de coordinar el pequeño gran equipo de marketing online de La Teva Web. A menudo hago de traductor entre programadores, clientes, usuarios y Google

¿Te ha gustado el artículo? ¡Suscríbete a nuestro blog!

Noticias relacionadas

¿Tienes un proyecto en mente? Cuéntanoslo

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejor servicio. Más información sobre las cookies

Aceptar