diseño web
14 / 05 / 2018

¿Qué medir con la Analítica web? Indicadores típicos y KPIs

¿Qué medir con la Analítica web? Indicadores típicos y KPIs

Los indicadores de rendimiento clave nos aportan una información de valor, que da respuesta a nuestros objetivos de negocio

Google Analytics es una herramienta muy potente a la hora de realizar un seguimiento del estado de nuestra web, su rendimiento, los canales que nos aportan tráfico, y un largo etcétera.

Ante todo este alud de información, es relativamente fácil perderse en los datos y no tener una perspectiva de si nuestra web está cumpliendo nuestros objetivos o no.

Si además, cada vez que queramos realizar una consulta en nuestra plataforma de analítica, tenemos que navegar entre todas sus secciones y dedicar tiempo a encontrar la métrica que nos resuelva nuestra duda, estaremos dedicando un esfuerzo mayúsculo en cada ocasión.

Pero, ¿Realmente toda la información de Google Analytics nos resultará útil para medir el rendimiento de nuestra web de forma periódica? Salvo que nos pongamos a indagar en los datos porque hemos detectado una tendencia anómala, la respuesta será habitualmente que no.

¿Y cómo podemos encauzar todo este volumen de datos para que nos aporte valor y nos permita tomar decisiones? A través de los indicadores de rendimiento clave o KPI.

¿Qué son los KPIs?

El acrónimo KPI en inglés (Key Perfomance Indicator) hace referencia a aquellas métricas o conjunto de métricas que nos aportan una información de valor sobre nuestra web y nos permiten tomar decisiones basadas en datos.

Los indicadores de rendimiento clave nos aportan una información de valor, que da respuesta a nuestros objetivos de negocio. Y nos permiten entender el grado de compleción de los mismos, es decir, si hemos tenido éxito, y analizar su evolución en el tiempo.

¿Es lo mismo una métrica que un KPI?

Depende. En ocasiones, nos interesará conocer el número de formularios recibidos en nuestra web. Si los medimos a través de un evento en Google Analytics, el número de eventos correspondientes equivaldrá a nuestro KPI.

Pero en ocasiones, deberemos definir nuestros KPIs a través de varias métricas. Un caso muy habitual, siguiendo con el ejemplo anterior, es la tasa de conversión. Este indicador nos muestra la relación entre el número de visitas a nuestra web y el número de veces que hemos recibido un formulario. Por lo tanto, debemos emplear dos métricas para construir nuestro indicador de rendimiento clave.

Por otro lado, dependiendo del contexto, del tipo de web, de quién realizará el seguimiento de los indicadores, y de muchas otras variables, los KPIs variarán según cada proyecto que abordemos. Por ejemplo, para el departamento de SEO, el CTR en las páginas de resultados de búsqueda será un KPI habitual, mientras que al responsable de usabilidad le interesará más el porcentaje de rebote.

Con esto en mente, y teniendo en cuenta que cada proyecto es diferente, vamos a ver cuáles son los KPIs típicos para una web corporativa, un e-commerce y un blog.

KPIs para una web corporativa

Partiendo del supuesto que en este tipo de sitios web, nuestro principal objetivo será la captación de formularios, podríamos definir como KPIs:

  • Volumen de visitas, sesiones o usuarios
  • Porcentaje de usuarios nuevos
  • Porcentaje de rebote
  • Páginas visitadas por sesión
  • Tiempo de navegación
  • Número de formularios
  • Tasa de conversión

KPIs para un e-commerce o tienda on-line

Además de algunos de los KPIs vistos en el caso anterior, los indicadores que pueden aportarnos valor en un e-commerce son:

  • Visitas a fichas de producto
  • Tasa de conversión (en este caso relacionada con las transacciones)
  • Ingresos
  • Cantidad de pedidos
  • Ingresos por usuario
  • Ingresos medios por pedido
  • Abandonos de carrito

KPIs para un blog

Para un blog o un portal orientado a contenidos, los KPIs específicos, además de los vistos para un el sitio web corporativo, serán:

  • Total de suscriptores
  • Tasa de suscripción
  • % de usuarios recurrentes
Como comentábamos más arriba, cada web y cada negocio deberán definir los KPIs que más se adapten a sus objetivos. Aunque partir de una base como la que hemos visto en este artículo nos puede servir como punto de partida, deberemos realizar el esfuerzo de analizar nuestro negocio y marca que KPIs nos serán más útiles. Y si tenéis cualquier duda sobre los KPIs o su definición, no dudéis en contactar con nosotros.

Noticias relacionadas

¿Tienes un proyecto en mente? Cuéntanoslo

Finalidades de la protección de datos: Envío de nuestro boletín comercial y de comunicaciones informativas y publicitarias sobre nuestros productos o servicios que sean de su interés, incluso por medios electrónicos. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: No están previstas cesiones de datos. Derechos: Puede retirar su consentimiento en cualquier momento, así como acceder, rectificar, suprimir sus datos y demás derechos en info@latevaweb.com. Información Adicional: Puede ampliar la información en el enlace de Política de Privacidad.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejor servicio. Más información

Aceptar