18 Jun 2018

Lidl escoge Barcelona para ser el centro europeo digital

Lidl escoge Barcelona para ser el centro europeo digital

La marca alemana de supermercados se instalará en Barcelona para gestionar la atención de clientes del sector del comercio electrónico. La ubicación escogida no es otra que el edificio donde antiguamente estaba el banco BBVA de plaza Cataluña. El edificio pertenece a la empresa inmobiliaria Pontegadea, propiedad del multimillonario español Amancio Ortega, dueño de Inditex. Justamente la planta baja del edificio se encuentra la flagship de Zara.

Desde 2014 el banco abandonó el edificio, haciendo que en 2016 lo adquiera el dueño del grupo Inditex y a finales de de ese mismo año, abrió la famosísima tienda de Zara a pies  del edificio. La nueva tienda cuenta con más de 3.600 metros cuadrados, convirtiéndose en la tienda más grande de Zara.

Las oficinas contarán con 3.200 metros cuadrados o, que es lo mismo, ocuparán 4 de las 13 plantas que tiene el edificio y, con ello, dará trabajo a 250 personas.

La operación lo ha gestionado la consultora inmobiliaria Forcadell, asesorada conjuntamente con JLL, donde lo consideran “uno de los edificios más emblemáticos de Barcelona”.

En el nuevo centro europeo prestará los servicios de comercio electrónico y gestión de relación con clientes a nivel europeo. Con ella, se convierte en la 4º empresa que confía en la ciudad condal como punto estratégico.

Compartir  
Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejor servicio Más información Aceptar