diseño web
27 / 03 / 2018

Rediseño web: estructura y contenidos

Rediseño web: estructura y contenidos

Grandes olvidados en el diseño de una página web es el usuario

Cuando se plantea la actualización del diseño de una web, solemos centrarnos en el aspecto visual de la misma y en algunos apartados técnicos, como su adaptación a dispositivos móviles.

Uno de los grandes olvidados en este proceso es el usuario. El nuevo diseño web podrá ser muy potente a nivel estético y seguir las últimas tendencias en el sector, pero si dejamos de lado la experiencia de usuario y no definimos previamente una buena arquitectura de la información, nos encontraremos con un portal poco usable y amigable.

En cambio, si desde el principio incorporamos estos aspectos, mejoraremos la calidad del sitio web y, con ello, garantizaremos el éxito de nuestro rediseño. Demos un repaso por los principales puntos a valorar a nivel de contenidos y estructura a la hora de realizar el rediseño de una web.

Revisión de Google Analytics

Sin duda, una de las mayores fuentes de información a la hora de valorar que elementos debemos mejorar de nuestra web será el uso que le dan los usuarios a la versión actual de la misma.

Si tenemos instalado el código de seguimiento, Google Analytics nos aportará datos muy valiosos sobre qué puntos deberemos mejorar y cuáles mantener en el nuevo diseño, como por ejemplo:

  • Páginas que nunca se visitan
  • Página con un alto porcentaje de rebote
  • Páginas con un índice alto de salidas

Si contamos con otras herramientas de análisis, ya sea cualitativo como Hotjar o enfocado a canales concretos como Search Console, también podemos tenerlos en cuenta.

Definir un mapa y estructura web

En el punto anterior habremos identificado puntos de fricción en nuestro diseño actual. Por ejemplo, páginas que deberían tener peso en la navegación pero su acceso queda escondido para el usuario o URLs con gran valor para el canal SEO que no aportan utilidad para el cliente.

Con esta información podremos redefinir (o mantener) la arquitectura de la nueva versión de nuestra web. Crear un mapa visual tipo organigrama nos permitirá precisar las secciones de nuestro portal o evaluar a simple vista aspectos como la profundidad de clics necesaria para acceder a un contenido concreto.

Incorporar diferentes perfiles al proyecto

Como comentábamos al principio, el rediseño de una web no debería centrarse únicamente en su apartado visual. Por ello, además de nuestro equipo de diseño web, sería ideal hacer partícipes del proyecto a todos aquellos perfiles que tengan o tendrán relación directa con el portal: técnicos de servidor, programadores web, SEO, gestores de campañas publicitarias…

Por otro lado, dado que el sitio web será utilizado por nuestros clientes, si contamos con personal que tenga contacto directo con los mismos (servicio de atención al cliente, recepción, guías, etc.), podremos extraer información muy relevante de las preguntas más habituales sobre nuestro negocio que realiza nuestro target. Con esta información podremos plantearnos la redacción de contenidos, la incorporación de una nueva página o sección, o la ampliación de nuestro apartado de FAQs.

Contenidos

Uno de los apartados en los que suele haber más conflicto durante el rediseño de una web es en los contenidos. El choque entre los diferentes perfiles que participen en el proceso nos llevará a plantearnos cosas como:

  • ¿Debemos adaptar los contenidos al diseño? ¿O el diseño a los contenidos? 
  • ¿Podemos preparar el diseño sin los contenidos?
  • ¿Y qué dice nuestro SEO sobre la longitud de los textos?

El escenario ideal es encontrar un equilibrio entre las distintas visiones, siempre priorizando al usuario como decantador de la balanza hacia uno u otro lado.

Test de usuarios

Aunque no siempre contamos con los recursos necesarios para llevarlo a cabo, un test de usuario durante algunas de las etapas del proyecto o ya con el diseño final definido será muy revelador. Aportará una mirada externa y relevante sobre nuestra web para identificar errores en la navegación, textos poco claros, etc.

Como veis, el proceso de rediseño de una web debe tener en cuenta muchos elementos y perfiles para que produzca un resultado exitoso, ya sea a nivel de contenidos y estructura, o de muchos otros aspectos. En La Teva Web tenemos una gran experiencia en este tipo de situaciones: si tienes cualquier duda sobre el rediseño de tu web, no dudes en contactar con nosotros.

Noticias relacionadas

¿Tienes un proyecto en mente? Cuéntanoslo

Finalidades de la protección de datos: Envío de nuestro boletín comercial y de comunicaciones informativas y publicitarias sobre nuestros productos o servicios que sean de su interés, incluso por medios electrónicos. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: No están previstas cesiones de datos. Derechos: Puede retirar su consentimiento en cualquier momento, así como acceder, rectificar, suprimir sus datos y demás derechos en info@latevaweb.com. Información Adicional: Puede ampliar la información en el enlace de Política de Privacidad.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejor servicio. Más información

Aceptar