diseño web
27 / 12 / 2017

Tendencias SEO para el 2018

Tendencias SEO para el 2018
Si hay un sector en el que no cabe otra que renovarse o morir, no es otro que el posicionamiento en buscadores. Año tras año debemos ir adaptando y evolucionando nuestra estrategia SEO a los requisitos y cambios de algoritmo del todopoderoso Google. A lo largo de la última década hemos visto caer las granjas de enlaces, proclamar que el contenido es el Rey (¡ja!) o asegurar que si nuestra web no estaba adaptada para móviles, sufriríamos un tremendo descenso de posiciones por el temido Mobilegeddon.

Aunque nos encontremos frente a un panorama tan cambiante, existen una serie de factores clave que giran alrededor de conceptos como el contenido, los enlaces o el SEO técnico que no debemos dejar de lado nunca.

Pero hoy vamos a contemplar que nos espera en este nuevo año: qué retos vamos a tener que afrontar, qué cambios deberemos realizar, qué prácticas nos veremos obligados a abandonar. Vamos con las tendencias SEO para el 2018.

RichSnippets, micro-datos y Schema

En los últimos años hemos visto como además de los tradicionales title y meta-description, los resultados orgánicos en Google pasaban a incorporar recursos como imágenes, información de productos, meta-datos de artículos y noticias, y un largo etcétera.

El hecho de contar con estos contenidos puede suponer un factor diferencial con respeto a nuestros competidores en las SERP. Por ejemplo, publicar una receta de cocina que cuente en su snippet con una imagen, el tiempo de realización o las calorías del plato final, frente a una que incluya sólo título y descripción.

Pese a que no tenemos el control completo de qué mostrará Google en los resultados, el etiquetado con la especificación Schema de los contenidos de nuestro sitio web será el primer paso para subir al tren de esta tendencia en 2018.

Mobile-first

En un contexto en el que el consumo de información se realiza principalmente en dispositivos móviles, no es de extrañar que Google priorice la indexación de los contenidos web en su versión para smartphone, frente a los tradicionales ordenadores.

¿Significa esto que debemos dedicar menos esfuerzos al diseño web en desktop? Ni mucho menos. Pero habrá que hacer especial hincapié en un diseño no sólo responsive, sino que también adaptado a la experiencia de usuario en móviles.

Velocidad de carga


Muy vinculado al punto anterior, el uso de dispositivos móviles con conexiones fluctuantes o de poca velocidad hace que la velocidad en la que cargan los contenidos web cobre una importancia especial (por ejemplo, pensad en el uso de vuestro móvil en el metro mientras vais al trabajo). Y más aún en una época en la estamos acostumbrados a la inmediatez.

En este caso, el enfoque será prácticamente técnico. Contamos con herramientas como los test de Google para evaluar la velocidad de nuestro sitio web o su adaptabilidad a móviles para asegurarnos que todo marcha a la perfección.

AMP


Cuando Google anunció su proyecto AMP (Accelerated Mobile Pages), inicialmente hubo reticencias sobre su implantación entre los SEOs y webmasters. Ahora que algunos de los sitios web que incorporaron esta especificación gozan de espacios en las SERPs reservados para este tipo de contenidos, ya no hay tanto recelo en el sector.

Ligado a los dos puntos anteriores, esta iniciativa busca ofrecer contenidos de manera más rápida a los usuarios a través de la generación de unas páginas con una codificación HTML especial.

Búsquedas por voz


El uso de nuestra voz para realizar acciones en nuestros smartphone es cada día más habitual. Uno de estos casos es realizar búsquedas en Google de este modo, por lo que la adaptación de los contenidos web para dar respuesta a este tipo de consulta será un requisito casi obligatorio para el 2018.

Deberemos tener en cuenta que este tipo de búsquedas suelen ir vinculadas a keywords de la long-tail, y se realizan construcciones gramaticales distintas a las del lenguaje empleado con el teclado y utilizan un lenguaje más natural, más cercano al habla.

User-intent

Uno de los puntos clave en el ranking de posiciones, que solemos obviar al analizar nuestro tráfico SEO pero que tiene una importancia vital en campañas PPC, es el CTR (Click-Through Rate) o ratio entre impresiones y clics.

Por ello, en ocasiones podemos observar resultados en primeras posiciones que carecen de una gran optimización SEO y huyen de supuestos estándares del sector, como un mínimo de longitud de los contenidos. En estos casos, Google toma en especial consideración que un sitio web resuelva la necesidad que presentaba el usuario al realizar una consulta.

Para optimizar nuestros contenidos en este campo, sin olvidar la optimización SEO clásica, debemos preparar nuestros contenidos pensando también en el usuario y solventando su problema, pregunta, necesidad, etc. Un caso concreto, por ejemplo, sería adaptar nuestras páginas de FAQs para incluir dudas frecuentes de nuestro target.

Crawl-budget

Un concepto que ha cobrado especial relevancia en los últimos tiempos es el Crawl-budget: los recursos limitados que dedica Google a rastrear una web. Problemas en el campo del SEO técnico o de infraestructura de servidor, pueden provocar que las arañas de rastreo no consigan acceder a todas nuestras páginas.

Branding, tráfico directo y menciones de marca

Lejos de centrar nuestros esfuerzos únicamente en términos concretos relevantes para el SEO, el crecimiento de nuestra marca será esencial a medio y largo plazo. La estrategia de posicionamiento debe ir de la mano de la evolución del conocimiento de la empresa y su crecimiento en otros canales.

En esta línea, aspectos como las menciones de marca en otros portales (aunque no incluyan un enlace directo a nuestra web) o el crecimiento del tráfico directo, serán buenos indicadores para evaluar el crecimiento y la autoridad de nuestra marca a lo largo del 2018.

Experiencia de usuario

El temido efecto pogo-sticking o métricas de calidad de nuestro sitio web como el tiempo en página o la tasa de rebote, son indicadores que solemos obviar en nuestra estrategia SEO. Como hemos comentado antes, la orientación hacia cubrir las necesidades de los usuarios de Google es un claro indicativo de que debemos cuidar nuestros contenidos, diseño y estructura web y orientarlos tanto al SEO como al usuario.

A lo largo del año veremos si estas tendencias para el SEO acaban cumpliéndose y cuáles caen en el olvido. Y seguramente también seremos testigos de la incursión de nuevas características, factores y conceptos en el mundo SEO, que seguiremos comentando en nuestro blog.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Suscríbete a nuestro blog!

Noticias relacionadas

¿Tienes un proyecto en mente? Cuéntanoslo

Finalidades de la protección de datos: Envío de nuestro boletín comercial y de comunicaciones informativas y publicitarias sobre nuestros productos o servicios que sean de su interés, incluso por medios electrónicos. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: No están previstas cesiones de datos. Derechos: Puede retirar su consentimiento en cualquier momento, así como acceder, rectificar, suprimir sus datos y demás derechos en info@latevaweb.com. Información Adicional: Puede ampliar la información en el enlace de Política de Privacidad.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejor servicio. Más información

Aceptar