diseño web
phone
08 / 09 / 2021

Diccionario SEO: glosario de conceptos de posicionamiento

Diccionario SEO 2021
Os presentamos el diccionario SEO de La Teva Web. Se trata de una relación de conceptos que habitualmente usamos los profesionales del posicionamiento SEO, y que si entablamos una conversación com otras personas del planeta tierra quizá no nos demos cuenta que no nos están entendiendo. A los demás os decimos que habitualmente no hablamos así de raro para vacilar, y que si usamos tantos anglicismos tampoco significa que hayamos estudiado SEO en Oxford, simplemente toda la nomenclatura se ha generado desde el mundo anglosajón, y si bien a menudo los conceptos tienen traducción al castellano (no siempre), el uso más común es en su versiòn original.

¿A quién va dirigido este diccionario SEO?

A cualquier persona que le pueda interesar. Pensamos que le puede ser muy útil a personas que se estén iniciando en este mundillo del SEO, para que tengan un acercamiento al abanico de conceptos habitual. También puede resultar de interés para un cliente. El propietario de una página web, sus ejecutivos o técnicos de marketing, que si bien no van a implementar las acciones SEO, especialmente las más técnicas, es muy recomendable que conozcan el trabajo de los SEOs y su lenguaje para realizar un mejor seguimiento de los proyectos. Y aunque no pretende ser un documento de nivel avanzado (veréis el esfuerzo explicativo en las definiciones), también puede ser una buena herramienta para profesionales del SEO como herramienta de consulta, para refrescar conceptos o para explicarlos a sus clientes.

En cualquier caso, te damos la bienvenida a este diccionario - glosario de conceptos SEO. Es algo hecho para vosotros, así que estaremos encantados de recibir tu feedback para ampliar o modificar definiciones, y por supuesto si echas alguna entrada en falta nos la puedes sugerir, pues la idea es que este contenido se vaya ampliando y actualizando constantemente. Los iremos colocando por orden alfabético, para una mejor accesibilidad.


404: señal que emite el servidor al navegador cuando intenta acceder a una URL de nuestro dominio que no existe. Se puede dar por un error humano del usuario, que no haya escrito bien la URL, o bien porque hemos eliminado esa página o modificado la URL y no la hemos redirigido. Con una buena página 404 podemos seducir al usuario para que siga navegando por otros contenidos de nuestra web. A nivel SEO, es interesado controlar las páginas que dan 404, y redireccionarlas siempre que tengamos un contenido parecido en nuestra web, y así conservar su SEO acumulado.

A

Algoritmo de Google
: conjunto de fórmulas que determinan cómo Google valora las páginas web para rankearlas. Es más misterioso y secreto que la fórmula de la Coca-Cola. Más sobre los principales algoritmos de Google.

Alojamiento web
: en inglés hosting, es el espacio de almacenamiento en servidor que una web necesita. En él guardamos todos los archivos y recursos de una página web, y la máquina pone la web a disposición de los dispositivos que quieran acceder a ella. Influye en el SEO en la medida que elegir un buen servidor y configurarlo correctamente afecta a aspectos como la velocidad de carga de una web, la seguridad y posibles infecciones, o fallos en el servidor que inhabiliten la web o una parte de ella. En este aspecto normalmente lo barato sale caro.

ALT
: con esta etiqueta html le indicamos a los robots qué hay en una fotografía que tenemos en nuestro contenido. Es imprescindible para que Google indexe nuestras imágenes y obtengamos buenas posiciones, es decir SEO de imágenes.

Alternate: es la otra cara de la etiqueta hreflang. Cuando tenemos la web en más de un idioma, usamos los alternates para indicarle a Google cuál es la versión equivalente en otra lengua de un contenido. De esta forma el contenido se relaciona y clasifica mejor, y es una poderosa herramienta de SEO internacional.

Análisis de logs: los logs son las peticiones que las máquinas hacen a nuestro servidor para consultar nuestro contenido. Aplicado a SEO, los análisis de logs nos permiten identificar aspectos como qué tipo de arañas de Google visitan nuestros contenidos, con qué frecuencia, qué contenidos son más visitados, etcétera. Son muy útiles sobre todo en portales grandes, con muchas URLs y un SEO descompensado entre ellas.

Anchor text: cuando colocamos un enlace, el anchor text es la palabra o conjunto de estas en las cuales si hacemos clic iremos a la URL de destino. Normalmente se señala en negrita, y sirve para orientar al usuario sobre qué tipo de contenido se va a encontrar en destino. Una anchor text como aquí o ver más sería muy poco descriptivo, aunque pueda parecer lo más natural.

Auditoría SEO: análisis en profundidad del estado del posicionamiento de una página web en un momento determinado. Generalmente debería incluir aspectos de autoridad de dominio, enlazado interno y externo, optimización SEO on-page. Pueden ser muy útiles o una pérdida de tiempo tremenda si se limitan a presentar datos que portan las herramientad y no se tiene en cuenta aspectos como los objetivos de negocio, el target y la competencia, o bien si sus conclusiones quedan en un cajón. Más sobre qué es una auditoría SEO.

Autoridad de dominio: puntuación que obtiene un dominio a nivel SEO respecto al reso de dominios, y tiene un fuerte impacto en SEO, no sólo para el contenido actual, si no también y sobre todo sobre el impacto de nuevos contenidos o cambios en nuestra web. La autoridad se gana con tiempo de presencia en los buscadores, contenido de calidad y si puede ser especializado, y teniendo en cuenta otros aspectos como nuestro perfil de enlaces salientes y entrantes. Hay una autoridad del dominio en conjunto, pero también de cada URL interna, y ahí juega un papel fundamental el interlinking (estrategia de enlaces internos). No hay una métrica de autoridad de dominio pública y reconocida por Google, sin embargo numerosas herramientas tienen las suyas, y por lo general verás que coinciden.

B



Backlinks: enlaces entrantes. Se dan cuando en una página web que no es la nuestra, se incluye un enlace hacia nuestro dominio. No vale con poner sólo la URL, debe ser clicable. Hay quien dice que puede posicionar webs sin backlinks. Ánimo con ello.

BERT: proyecto de inteligencia artificial de Google con nombre de casi persona. Un megamonstruo de datos a partir del cual Google pretende comprender mejor nuestro contenido y la intención de búsqueda, a partir de entender el lenguaje y el contexto, y que con la acumulación de datos va aprendiendo y afinando su comportamiento.

Black hat SEO: conjunto de prácticas SEO que están fuera de las buenas prácticas que recomienda Google. Su objetivo es manipular la percepción de Google sobre nuestras páginas que tendría de forma natural, para así obtener SEO de forma rápida. Como todo lo que está fuera de la ley, puede ser placentero pero es muy peligroso. Y si te pillan, recuperarse es una odisea.

Breadcrumb: las migas de pag sirven al usuario para situarse en la relación y jerarquía de los contenidos, de abajo a arriba. Si estamos en una ficha de producto, por ejemplo, es útil que le facilitemos al usuario y a Google enlaces hacia las categorías y subcategorías a las que pertecene ese contenido. Es muy relevante en términos de enlazado interno

Brecha de links: cualquier trabajo SEO que se precie incorpora un buen estudio de la competencia. Siempre es bueno saber detectar las buenas prácticas de la competencia, y aplicar las que nos puedan encajar. Analizando la brecha de backlinks detectamos enlaces entrantes que tiene nuestra competencia y que nosotros no tenemos. Es interesante filtrar los que no interesen a interntar conseguir esos u otros similares.

C


Canibalizacion de keyword: el concepto es muy descriptivo. Define situaciones en las que tenemos dos o más URLs de nuestra web que apuntan a posicionar por la misma palabra clave. Por norma general, lo ideal es que cada URL resuelva una intención de búsqueda, de modo que si escribes 400 posts sobre un mismo tema, es posible que sólo se posicione uno. O ninguno.

Canonical: etiqueta html mediante la cual le indicamos a Google cuál es la URL original y que debe tener en cuenta a efectos de posicionamiento. Normalmente será la misma URL en la que estamos, pero no siempre es así. Se usa habitualmente para evitar posicionar URLs con variables o parámetros de configuración de producto, listados o búsquedas, pues en un 99% serían contenido duplicado. Es una forma de concentrar el SEO y aprovechar nuestro crawl budget en las URLs buenas e importantes.

CDN: content delivery networks. Son redes de servidores altededor del mundo, que almacenan copias de nuestra web en los servidores, y son capaces de entregarlo en cualquier lugar del mundo a una velocidad notable. Resultan útiles para proyectos que tengan vocación internacional (una web alojada en un server español que tarde un segundo en cargar en Madrid, puede tardar 10 desde Nueva York), y para webs grandes que puedan tener picos de visitas que tumben una máquina estándar. Más sobre qué es un CDN y su impacto en el SEO.

Clickbait: optimización de atributos que aparecen en los snippets, especialmente el title, con el objetivo de llamar la atención del usuario respecto al resto de resultados, y fomentar una mayor tasa de clics respecto a impresiones (CTR). Debe ser sexy peeo no mentir respecto a lo que encontraremos dentro, o nos acabará perjudicando si después del clic hay rebote o pogo sticking.

Cloaking: práctica blackhatera según la cual mostramos un contenido a los usuarios, y entregamos otro distinto a Google. Es una práctica muy poco recomendable hoy en día, pues las arañas han mejorado mucho su capacidad para detectarlo.

Clúster de contenidos: se trata de un conjunto de contenidos de una página web que giran entorno a una temática compartida. Se generan diferentes contenidos, y estos se enlazan internamente para transmitirse la autoridad y fijar el clúster. Generalmente lo que se pretende es posicionar el contenido principal para las palabras clave más generales, y las demás para búsquedas más long tail. En un clúster cada página tiene sus propios objetivos propios, y ayuda a posicionar el contenido pilar.

Consultor SEO: profesional al que se le supone conocimiento y bagaje profundos en el mundo del SEO. Es importante que haya tenido experiencias prácticas, o de lo contrario será un mal consultor. Es una persona com gran capacidad analítica, que analizará el estado del SEO de tu web y te propondrá acciones y estrategias para mejorarlo. Su trabajo se ciñe en principio a la consultoría, no a la implementación de las acciones. Por desgracia ha habido mucho humo bajo esta denominación, pero siempre recomendamos poner un consultor SEO en tu proyecto, para evitar disgustos y trabajo en vano.

Contenido duplicado: cuando Google detecta que el contenido de una URL es sospechosamente parecido al contenido que ha encontrado en otra URL. Ojo, puede ser otra URL de nuestro mismo dominio, o de otro. Es una práctica que no gusta nada a Google, así que siempre será mejor tener en cada página contenido original y redactado por nosotros. Pista: si tenemos un e-commerce y los contenidos de las fichas de producto es el que nos facilita el fabricante, es posible que tengas contenido duplicado en decenas de webs.

Core Web Vitals: señales vitales de las webs, vitaminas para Google. Hace referencia a la particular forma que tiene Google de medir la velocidad de carga y experiencia de usuario en tu web con dispositivos móviles. Es importante no sólo porque afecta al a experiencia de usuario, lo es también porque tiene impacto en el SEO. Más sobre Core Web Vitals: ¿Qué son y cómo optimizarlos?.

Crawl Budget: en función de nuestra autoridad de dominio, antigüedad, cantidad y calidad de nuestros contenidos y otros aspectos, Google asigna a sus robots un tiempo para que crawleen nuestro contenido, para detectar contenido nuevo o modificado. Como en otros aspectos de la vida cuanto más presupuesto tengamos mejor, y si tenemos un presupuesto muy ajustado, debmos aprovechar al máximo los recursos en aquello importante.

Crawleo: proceso mediante el cual las arañas de Google y otros buscadores bucean por los contenidos de nuestra web, para identificarlos y clasificarlos. Más sobre qué es el crawling y cómo afecta al SEO.

CRO: sus siglas son en inglés Convertion Rate Optimization. Ya no es propiamente parte del SEO, pero es relevante pues tiene impacto en él. Se trata de una disciplica que inluye aspectos de analítica web, diseño web, maquetación, programación, etcétera. En definitiva son acciones para mejorar la tasa de conversión en nuestra web. Para medir su impacto, lo ideal es trabajarlo con sistemas de test A/B.

CTR: porcentaje que mida la relación entre impresiones y clics. Aplicado a SEO, de las veces en las que tu web snippet ha aparecido en los resultados de búsqueda, en cuántas el usuario ha decidido hacer clic. Tiene relación con la posición que ocupamos, pero también con el contenido de nuestros títulos y descripciones, así como la correspondencia entre la búsqueda del usuario y el contenido que decimos ofrecer.

Datos estructurados: etiquetas del código mediante las cuales le indicamos a Google cuando tenemos contenidos de un tipo concreto, lo que nos permitirá destacar en los resultados mediante Rich Snippets. Algunos ejemplos son los autores de un post, vídeos, recetas o eventos, y la lista se va ampliando constantemente. Google reconoce las etiquetas y formas de trabajarlas disponibles en el portal Schema.org.

Densidad de keyword: el porcentaje de repetició de una palabra clave, en relación al conjunto del texto. Si bien hoy en día es difícil decir qué % de desnidad es el óptimo, si es ya muy evidente que no hay que repetir excesivamente nuestro objetivo, o entraremos en keyword stuffing. Es mucho más importante introducir conceptos contextuales, sinónimos, variaciones long tail de nuestra palabra clave, etcétera.

Desindexar: normalmente trabajamos para que Google indexe nuestro contenido, pero en ocasiones se pueden indexar contenidos que no nos interesen. Porque sean pobres o duplicados fundamentalmente, y concentrar así la fuerza SEO de nuestra web. La mejor forma de desindexar, aunque laboriosa, es a través de Google Search Console.

Disallow
: es la orden más habitual que encontrarás en los archivos robots.txt. En este caso prohibe el acceso a los robots indicados al contenido seleccionado. Y esto sí es directivo y de obligado cumplimiento para ellos.

Disavow: herramienta escondida de Google, pues en malas manos puede ser explosiva. En cualquier caso, nos permite desautorizar enlaces entrantes hacia nuestra web, que queramos que Google no los tenga en cuenta. Normalmente se usa cuando tenemos muchos links de baja calidad, de webs de spam, webs automáticas, de SEO negativo, etcétera. Se recomienda un uso moderado.

Dominio: es nuestro nombre en los navegadores de Internet. A cambio de un dinerito, pagamos a registradores de dominios para que podamos usar un dominio de Internet para colocar nuestra web o redirigirlo, durante un tiempo determinado. Es importante elegir un buen dominio, y tiene un impacto importante en el SEO. Más sobre cómo elegir un dominio.

Dominio expirado: todos tenemos un historial, y los dominios también. Cuando la licencia de un dominio a expirado, otra persona puede adquirirlo y alojar allí su página web. Y Google tiene muy en cuenta la antigüedad del dominio (siempre que haya tenido web allí), y qué han hecho con ello anteriormente: qué contenido y programación tenían, qué enlaces entrantes y salientes tenían, etcétera. Cuando adquirimos un dominio es muy importante conocer su historial, pues lo asumiremos, para lo bueno o para lo malo.

Estudio de keywords: proceso de análisis sobre qué palabras clave queremos intentar posicionar con nuestro contenido. Para ello se estudia la web a posicionar, su contenido y quién es el potencial usuario, para intuir qué tipos de búsqueda puede realizar. A partir de aquí las herramientas de keyword research nos ayudan a decidir aportándonos información sobre su volumen de búsquedas, estacionalidad o dificultad de posicionamiento, entre otros. Más sobre Las 7 mejores herramientas para encontrar palabras clave.

Exact Match Domain: los EMD son dominios que constan exactamente de la palabra clave que queremos posicionar. Pueden ser muy útiles para webs de nicho y nos pueden syudar a posicionar más rápido por esa palabra clave. Por contra, nos debilitan la capacidad de hacer branding a medio plazo (las marcas van a preferir un dominio con su nombre), y son una limitación si más adelante en esa web queremo hablar de más temas, más allá de lo que define el dominio.

Extensión de dominio: parte del dominio que va después del punto. Identifica el tipo de dominio en función de si es generalista (.com, .net...), local (.es, .cat, .barcelona...) o bien específico (.tech, .bio...). Cada vez hay más variedad de extensiones y todas pueden funcionar, si son coherentes con el tipo de negocio y estrategia de posicionamiento. Más sobre qué es un TLD y cómo elegir una extensión de dominio.

Featured snippet: el snippet de los snippets. El Rey de los snippets. También conocido como posición 0 de Google. En ocasiones ante un búsqueda realizada, Google considera que hay un contenido que es buenísmo y que destaca mucho respecto a la competencia. Entonces lo muestra en primera posición, pero no en el formato habitual, si no de forma mucho más grande y visible. Lo bueno es que hay muy pocas probabilidad que el usuaio opte por los contenidos inferiores. Lo peligroso es que el usuario ya vea la respuesta a su pregunta en el snippet, y en consecuencia no tenga necesidad de hacer clic en el resultado y acceder a tu web.

Footprints: son camandos de búsqueda a partir de los cuales obtener resultados muy refinados en el buscador. El footprint más usado de los SEOs es site:eldominiodetuweb.com, para saber cuántas URLs tiene indexadas ese dominio. Luego los hay muchos más avanzados, tanto para White como sobre todo para Black Hat SEO

Google Core Update: actualizaciones el profundidad del algoritmo de Google. Afectan a partes fundamentales sobre cómo Google valora las páginas web, así que generan terremotos en las posiciones. Por motivos que desconocemos, Google acostumbra a lanzarlos en verano o navidad, para que los SEOs disfrutemos de las vacaciones intensamente.

Google Dance: hace referencia a procesos de alteració constante de lad posiciones en Google. A menudo se da cuando el buscador implementa cambios en el algoritmo. Es posible que dure días o semanas, provocando varios microinfartos a los SEOs.

Google Hummingbird: actualización del algoritmo de Google de 2010. Fue muy relevante para que el buscador procesara mejor las búsquedas complejas, de cola larga, y no sólo se quedara con la palabra clave principal. Esto mejoró mucho la experiencia de los usuarios en el buscador, y abrió el juego a los SEOs para poder competir también con los más grandes, a partir de una estrategia de long tails.

Google Search Console: la única herramienta imprescindible de SEO, la más fiable y que nos da información de más valor. Con ella nos verificamos ante Google como webmasters de una página web, le enviamos al buscador nuestro contenido, y este nos ofrece muchísima información sobre qué páginas consulta, qué contenido interpreta, y sobre qué palabras y páginas nos posiciona.

Google Merchants Center: otra herramienta de Google, en este caso sirve esencialmente para que los venededores online se registren ante Google y le faciliten el listado de productos que venden online, para que estos puedan aparecer en Google Shopping. Normalmente los productos no se envían manualmente, sino que se configura un feed de productos que se actualiza periódicamente.

Google My Business: plataforma de Google a través de la cual los propietarios de negocios locales registran sus negocios, los situan en el mapa para que aparezca en Google Maps, y ofrecen información relevante para Google y el usuario como descripción de negocio, horarios, formas de contacto, fotografías, productos i servicios, etcétera.

Google Panda: actualización del algoritmo de Google lanzado en 2011, centrado en analizar mejor el contenido de calidad. Ahí se empezó a fraguar entre los SEOs lo de "El contenido es el Rey". Implica aportar contenido extenso, bien trabajado y sobre todo original.

Google Penguin: actualización del algoritmo de Google de 2012, centrado em detectar mejor y perseguir los enlaces de baja calidad. Hubo un tiempo en el que el pungüino era el animal más temido por los webmasters. Si te pegaba con su aleta, era muy difícil levantarse.

Google Rankbrain. Core update de Google en 2015. Fue el primero que incorporaba inteligencia artificial, y procesaba la información para entender patrones de búsqueda. Con ello empezó a morir la práctica SEO de escribir como un robot, y empezamos a escribir como humanos.

Google Shopping: comparador de productos entre los e-commerce que tengan el mismo producto o similar. De formato muy visual, permite al usuario en los resultados de Google ya obtener información sobre nombre del producto, imágen principal, precio o gastos de envío antes de hacer clic. Históricamente sólo había una versión de pago a través de Google Ads, pero ahora también hay una versión gratuita disponible para todos los e-commerce, por tanto es una gran herramienta SEO. Más sobre cómo funciona Google Shopping gratis.

Google Tag Manager: aunque propiamente es una herramienta de analítica, es fundamental para los SEOs, pues permite simplificar el código y hasta hacer acciones SEO sin la necesidad de un programador.

Guest posting: consiste en la publicación de un artículo como invitado en una web que no es de nuestrta autoría. Para hacerlo bien debería ir firmado por nosotros de forma transparente, y si has negociado bien incluirá un enlace hacia la página web que quieres posicionar. Es posible que te pidan algo a cambio, monetario o no. Sin duda es una muy buena estrategia de linkbuilding y PR, auqnue nuevamente hay que usarla con moderación.

Hreflang: etiqueta de html mediante la cual le indicamos a los robots en qué idioma está redactado un contenido, y si es el caso también sirve para indicarle a Google en qué país o paises queremos posicionar ese contenido. Es muy recomendable usarlo cuando tenemos un negocio de ámbito nacional con un dominio que no territorial de ese estado (.es, .fr, .it…), y es imprescindible si tenemos la web en varios idiomas y/o si queremos trabajar el SEO internacional.

htaccess: es un archivo de configuración que se encuentra en los servidores Apache. Allí se configuran las redirecciones, y conjuntos de reglas de acceso o redirección de contenido. Es un archivo muy delicado de tocar, puede hacer explotar la web entera. Cada vez que se hagan cambios se debe testear que todo funcione correctamente.

https: protocolo de URL que le indica al navegador que está consultando un sitio seguro. Se incorpora a las webs que contratan un certificado de navegación segura SSL. Los datos de navegación se encriptan y protegen. Google y los usuarios valoran muy positivamente que lo tengas. Cuando se instala deben configurarse bien las redirecciones y Search Console, para evitar contenido duplicado y que convivan la versión con y sin https de nuestra web.

Indexación: una vez Google tiene crawleado un contenido, el proceso de indexación es la traslación de ese contenido a los resultados de Google. Google primero crawlea, luego indexa. Y no indexa todo lo que crawlea, pero si no crawalea seguro que no va a indexar.

Keyword: palabra clave. Lo curioso y que lleva confusión a mucha gente es que no hace referencia a una palabra sola, si no la palabra o conjunto de palabras que podemos colocar en un buscador para encontrar lo que buscamos. Hay palabras clave compuestas por una docena de palabras.

Keyword stuffing: si en un contenido repetimos hasta la saciedad la palabra clave que queremos posicionar, va a resultar algo antinatural, y en consecuencia molesto en su lectura. Desde hace un tiempo Google prefiere que aunque obviamente dedes incluir la palabra clave alguna vez, ofrécele también conceptos relacionados, sinónimos, etcétera. Y escribir normal: con sujeto, verbo, predicado, tiempos verbales, preoposiciones y cosas de esas.

Linkbuilding: conjunto de acciones y estrategias encaninadas a conseguir que nuestra web tenga un perfil de enlaces entrantes que nos syude a tener más autoridad. No se limita sólo a comprar links, algo que no deberías hacer. Ojo, nos puede interesar conseguir nuevos links, o bien eliminar o desautorizar algunos que tengamos. Cuanto más autoridad tenga el portal que nos enlaza, siempre que tenga relación temática, mejor.

Link baiting: consiste en generar un contenido tan bueno, tan amplio, tan currado, tan útil para los intermautas del sector al cual te dirijas, que es un imán que te genera enlaces, menciones, reputación... En definitiva, SEO. Debes pensar en cosas que aporten valor a la comunidad, algo realmente útil para la comunidad, y en lo que aportes algo más que nadie más haya compartido en la red. Este diccionario, sin más, podría cumplir este cometido.

Link juice: con este concepto se pretende explicar que cuando ponemos un enlace estamos transmitiendo autoridad SEO, estamos dándole fuerza a un contenido enlazado. Supongamos que tenemos una página con un valor 100 a transmitir. Si en ella le colocamos 1 enlace entrante, este recibirá 100 puntos. Si le colocamos 10, 10 puntos para cada uno. Gran parte del trabajo SEO trata de ajustar y equilibrar esas transmisiomes de autoridad, de acuerdo con las prioridades estable idas sobre qué páginas son más relevantes para nosotros. Pero vaya, quédate con que no parece razonable poner 300.000 en un post, haz una selección y que cada enlace tenga sentido y ayude al usuario.

Long tail: hace referencia a las palabras clave de cola larga. Son aquellas búsquedas en las que buscamos algo muy específico en Google, con la intencióncy matiz que tenemos claro. Si en una estrategia SEO apostamos por long tails tendremos muchas más posibilidades de posicionarnos por ellas, incluso entre portales grandes. A pesar de qu puedan tener menos búsquedas que las más genéricas, pueden aportar mucho tráfico y de gran calidad, ya que son usuarios que están buscando exactamente el contenido que tú tienes.

Meta Description: espacio de más de 200 caracteres para ofrecerle a Google un breve resumen del contenido de una URL. Como normalmente va a ser la descripción que se muestre en los resultados de búsqueda, te interesa captar la atención e interés del usuario, con tu aportación de valor respecto al resto de resultados.

Meta robots: se trata de una etiqueta html meduante la cual damos indicaciones a las arañas de los buscadores respecto cómo deben rastrear e indexar ese contenido. En función de lo que te interesa, te permite decirle que no rastree una URL, que la rastre pero no la indexe, y qué debe hacer con los enlaces que tiene esa página, si seguirlos o no. Hacer malabares sobre esas combinaciones es algo divertido aunque peligroso.

Meta title: espacio limitado de caracteres mediante el cual le indicamos a Google cuál es el contenido que va a encontrar en nuestra URL. Normalmente será el contenido que seleccione Google como título de la página en su buscador, pero no siempre. Es imprescindible que incluya en la parte inicial la palabra clave que queremos posicionar.

Migración: proceso de cambio muy profundo y muy delicado a nivel de SEO. Se pueden dar de tres tipos: cambio de dominio, cambio de web o traslado de hosting. Si hacemos un cambio de dominio, nos referimos a que la misma web y los mismos contenidos continuaran operando igual pero bajo otro nombre en Internet, otro dominio principal. También se puede dar un cambio de web, que implica que una web con nuevo diseño y programación pasará a estar visible bajo un dominio en el que ahora hay una web actual. Finalmente un cambio de hosting supondría trasladar una página web y todos sus archivos y programación de una máquina de alojamiento a otra. Los tres procesos de migración deben hacerse bajo la supervisión de especialistas en SEO técnico, o podrías perder todo el SEO acumulado por el camino. No se aconseja abordar más de una migración de este tipo a la vez, mejor de una en una. Más sobre Cómo cambiar de web sin perder SEO.

No follow: no lo sigas. Etiqueta en el html que usamos cuando tenemos un enlace, interno o externo, que no queremos que sea seguido ni tenido en cuenta para Google, y que por lo tanto no le traslado autoridad. Normalmente se usa para etiquetar enlaces hacia páginas de baja autoridad o de pobre contenido (política de cookies, carrito…) o bien para enlaces patrocinados, aunque para eso Google ya tiene una etiqueta mejor. Debes tener en cuenta que para Google es una señal, y no siempre va a hacer caso.

No index: no lo indexes. “Google mira, esta página que tengo en mi web la tengo aquí por algún motivo, seguramente para el usuario, pero no la tengas en cuenta a efectos de SEO, no la indexes en el buscador”. Podría tener utilidad para etiquetar páginas desfasadas en le tiempo, con contenido pobre o duplicado.

OBL (Outbound links): nombre muy feo para definir los enlaces salientes que tiene una página determinada. Hay que tener muy en cuenta qué contenido queremos enlazar, còmo lo queremos etiquetar, y si le queremos traspasar autoridad.

Off-site SEO: abanico de cosas que se pueden hacer fuera de tu página web, y que tengan impacto en el posicionamiento SEO. Aquí entraría todo lo que puedas hacer para conseguir menciones, enlaces, popularidad en Internet, señales de redes sociales, con herramientas como Google My Business o Google Merchants, etcétera.

On-site SEO: conjunto de acciones que podemos realizar dentro de nuestra página web que tienen impacto en el SEO. Por lo general siempre es recomendable tener la casa a punto y presentable, antes de enseñársela a los amigos, sobre todo si se llaman Google.

Pagerank: es algo muy antiguo que ya no existe, así que no vale la pena explicarlo ya, miremos hacia adelante. Sí es importante no mencionarlo, o se darán que estamos un poco desfasados en esto del SEO.

Página huérfana: una página dentro de nuestra web que no tenga ningún enlace interno desde ningún otro espacio de nuesteo dominio, se va a sentir triste y sola. Sin enlaces internos es posible que ni el usuario ni Google puedan acceder a ella, y le estarás indicando a Google que ese contenido no es relevante. Si lo fuera, ya lo habrías enlazado, ¿no?

PBN: red privada de blogs. Una práctica prohibida explíciatemente por Google, aunque sigue dando muchas alegrías y algún disgusto a SEOs del lado oscuro. Sus siglas significan Red Privada de Blogs. Se trata de construir un entramado de varias webs, cuyo objetivo es generar enlaces hacia la web que realmente queremos posicionar. Se trata de hacerle pensar a Google que muchas webs apuntan a la mía y que por lo tanto la mía es la bomba, y que no te pillen.

Penalización: castigo que nos aplica Google por haber incumplido algunas de sus prácticas recomendadas. Suponen una caída repentina y normalmente drástica de nuestros resultados y posiciones en los rankings. Los hay de dos tipos: las penalizaciones manuales significa que un técnico de Google ha detectado infracciones y las ha notificado. Estas las ves en el panel de Google Search Console. En cambio las penalizaciones algorítimicas suceden cuando ha habido una actualización del algoritmo de Google que ponga émfasis en un aspecto que estabas trabajando mal, especialmente si estás haciendo Black Hat.

Pogo sticking: este fenómeno se da cuando un usuario realiza una búsqueda en el motor, hace clic en un resultado para acceder a un contenido, y después decide volver a los resultados de búsqueda. La lógica nos viene a indicar que el usuario no ha encontrado en ese contenido lo que estaba buscando, y si nos pasa a menudo, nos va a penalizar. Más sobre Pogo sticking y el SEO.

Query: en SEO decimos query a lo que en realidad son search queries. Son patrones de búsqueda en los motores reales, tal cual se realizan. Con faltas de ortografia, ausencia de conectores o coherencia gramatical alguna, etc. Se diferencia de la keyword porque esta es el concepto ideal por el cual podemos posicionar, mientras que la query es la búsqueda real, que a menudo difiere. En función del momento y fase de decisión en el cual se encuentra el usuario, hablamos de queries informacionales, navegacionales o transaccionales.

Rankeo: proceso mediante el cual Google altera las posiciones de un contenido en los resultados de búsqueda para una palabra clave. La mayoría de cambios de rankeo son por cambios algorítimicos, pero también se pueden deber a acciones manuales (penalizaciones), a cambios que hayas aplicado en tu código o contenido, o bien a buenas o malas prácticas del resto de actores, que también juegan.

Redirección: acción mediante la cual le indicamos a un navegador, cuando quiere consultar una página web, que esa ya no está disponible, y le llevamos a una nueva URL donde encontraremos el contenido actualizado o uno muy similar. Mediante la redirección perseguimos conservar y trasladar el SEO acumulado de una URL.

Rich Snippet: cada vez aparecen resultados distintos en las SERP, llamados resultados enriquecidos. Estos corresponen a elementos de nuestra web que, si los etiquetamos correctamente mediante los datos estructurados, Google puede entender qué tipo de contenido se está ofreciendo, y mostrarlo como tal. Más sobre qué son los Rich Snippets y cómo utilizarlos.

Robots.txt: sencillo archivo a través del cual le indicamos a los robots a qué contenido pueden acceder y a cual no. Su utilidad más común es la de bloquear el acceso a carpetas de administración de la web y archivos o limotar el acceso a determinados robots que nos dan problemas de rendimiento, aunque hay opción de hacer virguerías con él, siempre con cabeza.

Sandbox: el limbo del SEO. Desde que publicamos una página web hasta que esta pasa a ser indexada en Google, nuestro contenido está en un universo paralelo en el que se está procesaneo y analizando. Parte del trabajo de los SEOs es reducir al máximo la tiempo de tránsito por el Sandbox, aunque el SEO requiere inevitablemente algo de paciencia, sobre todo para proyectos nuevos.

Schema.org: ONG dedicada a establecer unas directrices sobre cómo se deben etiquetar los contenidos de las páginas web, de modo que los robots identifiquen y clasifiquen cada tipo del modo correcto. Desde hace un tiempo reconocido por Google como autoridad, seguir sus indicaciones es garantía de poder colocar nuestros rich snippets en los resultados de búsqueda.

SEM: responde a las siglas de Search Engine Marketing. Son el conjunto de acciones y herramientas mediante las cuales hacemos que los resultados de nuestro negocio aparezcan en los resultados de pago de una SERP. La herramienta más potente de SEM es Google Ads.

Semrush: aunque se llame SEM, en realidad es la herramienta externa a Google más conocida y popularizada. Es una buena tool bastante completa de la mayoría de aspectos que afectan al SEO, aunque trabaja mejor unos que otros. A tener en cuenta: lo escasa que es su versióm gratuita, y lo carísimos que son los planes avanzados.

SEO: responde a las siglas Search Engine Optimization. Se podría definir como el conjunto de acciones realizadas para obtener la mayor visbilidad posible de nuestro contenido en los resultados orgánicos de los motores de búsqueda.

SEO local: cuando tenemos una empresa con una o varias sedes territoriales, mediante el SEO local realizamos acciones para que los usuarios encuentren información sobre ese negocio local. Puede ser tanto de URLs de nuestra web, como resultados en Google Maps y otras plataformas de geolocalización. La herramienta más potente de SEO local es Google My Business.

SEO negativo: las velas negras del SEO. Prácticas que pretenden empeorar el posicionamiento de la competencia. Las más habituales son la generación de enlaces de SPAM hacia las webs que quiero perjudicar, y las más avanzadas pueden llegar a suponer hackeos que alteren perjudicialmente el código de nuestra web. Se puede dar en sectores muy competidos en los buscadores, y en los que hay mucho dinero en juego.

SEO técnico: subdisciplina dentro del SEO que aborda los aspectos más técnicos a nivel de programación web que tienen impacto en el posicionamiento SEO. 

SERP: relación de resultados que observamos en una página de resultados, después de realizar una búsqueda. Sus siglas son Search Engine Results Page, descriptivo. En una SERP inicialmente sólo veíamos resultados web, pero con el tiempo cada vez hay más tipos de recursos: imágenes, vídeos, resultados de Google Ads, negocios locales en Google Maps, etcétera.

Sitemap: archivo consultable online mediante el cual le ofrecemos a los robots una relación de URLs de nuestra web. Podemos tener uno o varios sitemaps por tipo de contenido (páginas corporativas, posts del blog, productos...), y también sitemaps de recursos como imágenes, vídeos o PDFs.

Slug: es la parte de la url de un cotnenido que hace referencia al contenido que va a encontrar el usuario. En la url hay más cosas, como el protocolo, el dominio o las carpetas. El slug idealmente debería incluir la palabra clave, evitar caracteres extraños, omitir palabras no relevantes, y separar las palabras entre guiones en el medio, no guiones bajos.

Snippet: este concepto hace referencia a cada uno de los resultados que aparecen en un resultado de búsqueda (SERP). Son los resúmenes que Google nos ofrece del contenido que vamos a encontrar en las webs. Es importante fijarse en qué título y resumen ofrece el buscador, y detectar si tiene relación con lo que ofrecemos y lo que queremos posicionar.

Spinning: hace referencia a las prácticas que consisten en, a partir de un contenido, generar otro parecido, y cruzar los dedos para que Google no lo detecte como contenido duplicado. Es una forma de generar contenido "nuevo" ahorrando tiempo. Existen softwares que nos permiten a partir de un texto base y una serie de patrones, generar diferentes variables del texto con un tanto por ciento de divergencia. Puede resultar útil en contextos en los que tenemos muchos productos con la misma descripción, y queremos que se diferencien en cierto grado. Es posible que queden textos que, leídos, no tengan sentido alguno.

Subdominio: seguro que has visto URLs como blog.midominio.com o shop.midominio.com. Se utilizan habitualmente para alojar apartados web que no corresponden a la web principal, y a menudo están hechos con otra tecnología y CMS. A todos los efectos son una web independiente. Pueden ser útiles para alojar una intranet, un blog de Wordpress que complemente a una web corporativa o una tienda online, etcétera.

Tasa de rebote: porcentaje de usuarios que una vez acceden a una URL de tu web, no realizan ninguna acción relevante. No hacen clic a enlaces internos o externos, ni se quedan más de 30 segundos en nuestra web (aunque este parámetro se puede alterar). Por lo general es un indicador que el usuario qno ha encontrado aquello que estaba buscando, o bien se ha encontrado con problemas técnicos para consultarlo.

Title: no sólo una página tiene título, también lo pueden tener otros recursos, como por ejemplo los enlaces o las imágenes. Mediante los titles le indicamos a los buscadores qué van a encontrar en ese recurso que referenciamos, y debería ser descriptivo y distinto al anchor text o ALT. Ojo, ver también: Google cambia la forma de escoger los titles de tus páginas

Thin content: contenido pobre. En principio hace referencia a aquellas URL que apenas tienen contenido. El manual dice que se consideraría thin content menos de 200 palabras, aunque lo mejor es escribir de forma natural, y lo que salga sale. De todos modos hay consenso en que una página con 20 palabras es thin content, por bueno y original que sea.

UGC: User Generated Content. Mediante esta etiqueta podemos indicarle a Google que determinado contenido no ha sido redactado y/o supervisado por los webmasters de una web, no es de propiedad de la página, si no que es contenido que ha aportado el usuario en espacios como foros o comentarios de blog. Ayudas a Google a entender ese contenido y no te haces responsable de los comentarios o enlaces que estos puedan subir.

URL: una página web consta de una dominio, pero luego puede tener cientos o miles de URLs para consultar cada una de nuestras páginas y recursos internos, consultables mediante la dirección URL. Debe incluir protocolo (http, https), y normalmente debería incluir las 3 www, aunque no es obligatorio.

W3C: la World Wide Web Consortium es una organización que facilita buenas prácticas sobre cómo debemos entregar nuestro código html, limpio, etiquetado y rastreable. Existen numerosos validadores de nuestros html y CSS que deberías pasar a tu web y mirar de corregir los errores.

Webs de nicho: páginas web temáticas, que se orientan a un segmento de mercado muy específico. A nivel SEO, tienen una orientación de palabras clave muy especializadas en el sector, y bien trabajadas tienen una gran capacidad de posicionarse, al situarse como expertas en la materia, por contraste con una web más genérica que abarca muchos temas. Para una web de nicho es recomendable usar dominios EMD, o que como mínimo. Hay SEOs que están especializados en webs de nicho que se nutren a partir de contenidos automatizados total o parcialmente, y que se monetizan a partir de afiliados.

White hat SEO: son aquellas prácticas de posicionamiento web que se realizan cumpliendo con las guidelines que marca Google sobre qué tiene el buscador en cuenta, y qué tipo de prácticas valora y cuáles penaliza.

WPO: Web Performance Optimization. Conjunto de cosas que podemos hacer para mejorar el rendimiento de nuestra página web. En esencia es la velocidad de carga de una web y de los procesos que se hacen en ellal. Aquí entran aspectos de configuración de servidor, programación web, front-end y mucho más.
Sobre el autor/a

Bruno Díaz

Tengo el honor de coordinar el pequeño gran equipo de marketing online de La Teva Web. A menudo hago de traductor entre programadores, clientes, usuarios y Google

¿Te ha gustado el artículo? ¡Suscríbete a nuestro blog!

Noticias relacionadas

¿Tienes un proyecto en mente? Cuéntanoslo

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejor servicio. Más información sobre las cookies

Aceptar